“Santa Bárbara en la rocha,

San Miguel en el río,

Los Mártires en el Pago

Y San Roque en el camino.”

Los alrededores de Rubielos de Mora están plagados de edificios religiosos. Estos lugares de veneración reconstruyen rutas en el lugar que hoy en día siguen guardando su carácter pero sin tanto sentido religioso. Este tipo de edificios delimitaban el paisaje creando una serie de símbolos.

San Antonio

La ermita está ubicada entre los caminos (ahora carreteras) que vienen de Mora de Rubielos y la Venta del Aire, dirección Valencia.

El año de construcción de este pequeño templo se puede leer en el dintel de la venta, datando el 1698. Esta misma sustituyó a otra más antigua (s.XIV o XV) que se encontraba en el mismo lugar. Este hecho lo delató una imagen gótica de piedra de San Antonio Abad, sin manos, encontrada en 1970 en un cuarto del Hospitalico. La imagen se colocó en la hornacida de la sencilla puerta de dicho Hospitalico.

Santa Ana

Con una devoción a Santa Ana anterior a 1397, la obra se construyó en el siglo XVII. Esta ermita se trata de una obra de mampostería y cantería con una sola nave. Su bóveda original fue de medio cañón, pero en 1888 fue renovada y se colocó techumbre a cuatro vertientes.

El Calvario

La pequeña ermita del Calvario es una obra de estilo neoclásico de 1790 ubicada en lo alto del pueblo, ofreciendo un gran mirador de toda la población. Se trata de una obra con planta centralizada, exteriormente de tipo octogonal e interiormente circular cuya cubierta cuenta con una cúpula acampanada.

Como construcción centralizada es una de las más perfectas de la provincia. Esta construcción se hizo mediante la aportación de limosnas. Sobre la puerta de la ermita podemos ver un grabado de 1790, a la entrada y en el suelo se encuentra una lápida de mármol negro, bastante deteriorada, en la que todavía puede leerse:

Estaciones y ermita se hicieron de limosnas;

su conservación está a cargo de la Tercera Orden

del Padre San Francisco

sebendicio de orden del Sr. Obispo Merino

año 1790”

De Los Desamparados

La ermita de los Desamparados fue construida en el siglo XVII y está situada en el barrio del Campanar. Este pequeño edificio de estilo barroco cuenta con una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón, decorada con esgrafiado, y cuya cabecera está cubierta con bóveda de lunetos.

San Roque

La ermita de San Roque se construyó a las afueras del pueblo en el siglo XVI o XVII. Se trata de una obra de mampostería y cantería con techumbre de madera a dos aguas, con porche sobre trabajadas columnas y cruz terminal.

En el Concejo General 11/3/1652  “dan cuenta, que debido a la enfermedad de la peste (1650) el Concejo voto hacer la ermita de San Roque”. Su consagración  fue en 1658 y un año más tarde se añadió el porche.

Santos Mártires

La ermita de los Santos Mártires es de estilo gótico, tratándose, quizá, de la más antigua de Rubielos. El edificio lo encontramos a las afueras del municipio dirección Mora de Rubielos, al margen izquierdo de la carretera. Se considera una obra compleja de mampostería y cantería, con bóveda de cañón apuntado. Esta cuenta con un rosetón que parece resto de los siglos XIV o XV. El templo se levanta sobre un pequeño montículo de tierra, minado en la pasada guerra, con doble salida para refugiarse en caso de bombardeos.

Santa Bárbara

La ermita de Santa Bárbara, de estilo gótico del siglo XV, se sitúa a unos 160 metros por encima de la villa. La obra construida con muros de mampostería y cantería, cuenta con una sola nave, con tres arcos de diafragma que sustentaban una cubierta de madera a dos aguas, guardando en su interior los restos de un retablo gótico de piedra. El edificio fue desmantelado en 1936 y destruido en la posguerra. Actualmente se encuentra en ruinas, quedando en pie sus paredes y algún arco. La subida hasta la misma ofrece una ruta senderista muy fácil de realizar y con grandes vistas de la población.

San Miguel

La ermita de San Miguel se data del siglo XVII y se encuentra ubicada a 2 km de Rubielos.

Capilla del Pilar

La Capilla del Pilar está enclavada en una esquina de la cada del Marqués de Villasegura. Se trata de una obra de cantería, con una nave cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos. Las bóvedas y arcos están recubiertos con estucos del siglo XVII. Fue desmantelada en 1936, pero fue decorada con lienzos e imágenes del comercio de Barcelona, adquiridos por Gómez Norbón.

Dentro de esta hay tres lienzos del siglo XVI: Adán y Eva, San Antonio Abad y Nicodemus; pinturas del siglo XVII: una Crucifixión, Martirio de San Pedro Arbués, una imagen de San Rafael y otra de la Inmaculada dieciochesco.

Capilla del Carmen en el Portal del Carmen

Pequeña capilla sobre el portal del Carmen cuenta con una imagen de San José en la hornacina del balcón.