Convento de los Carmelitas Calzados s. XVII (1)

Este convento fue una fundación de la familia Navarro, D. Miguel Navarro, boticario del rey Felipe II. La duración de las obras fue extensa e influenciada por los trabajos de Sta. Mª La Mayor, contemporánea del convento de Carmelitas Calzados.

En 1.662 se terminaría el edificio y fue habitado por la comunidad de monjes.

En 1835 sufrió grandes desperfectos cuando el general Cabrera acabó con el reducto liberal que se instaló aquí, éstos para evitar la entrada de los asaltantes, prendieron fuego al templo

El proceso de Desamortización de Álvarez de Mendizábal iniciado en 1835 hasta 1837, provocó la pérdida de este bien eclesiástico que pasó a manos de la pujante burguesía y fue comprado por un fabricante de telas y construyó en el interior del templo una fábrica textil de hilados, que se cerró en 1977 y pasó a ser propiedad e la familia del escultor José Gonzalvo. Posteriormente la familia de Gonzalvo vendió la parte de la Iglesia a la D.P.T. y está junto con el Ayuntamiento, han rehabilitado la parte de la Iglesia para fines culturales, como Palacio Exposiciones y Congresos (planta alta) y Teatro (planta baja).

La singularidad de este convento fue su claustro, que ahora es particular. Es casi rectangular, con un total de 22 arcos de medio punto de orden toscano en la planta baja y en la segunda con 44 del mismo orden todos ellos de piedra.

 

IMG_3952